• Enviar Mensaje de Texto

Para recibir la dirección de Dios es necesario estar dispuestos a también recibir su correción.