• Enviar Mensaje de Texto

Si no te congelas por el frio y si la sed y el hambre no te retuercen las entrañas, si ambos ojos pueden ver ¿De quién tienes envidia?

Share